Soledad: Un camino de transición

Beneficiaria de Casa Eudes de Tijuana

Fui becada por Fundación Quiera desde que iba en la secundaria, actualmente tengo 20 años y estoy apunto de entrar a la universidad.

Dentro de Casa Eudes te apoyan demasiado, he estado aquí desde los 13 años y el tiempo se me ha pasado muy rápido, aparte de que nos llevamos muy bien todos aquí, puedes platicar de todo; somos una familia.

En lo personal el apoyo de la beca y las pláticas con Nathalie (psicóloga de Casa Eudes) me han ayudado a terminar mis estudios ya que tengo toda la confianza de platicarle mis cosas, ella está para escucharte, te ayuda con tus dudas y te guía.

De verdad muchas gracias por todo el apoyo que he recibido, ya que es una gran acto muy bueno hacia los demás.

« Anterior Einar: apoyando una mejor educación Siguiente » José Iván: Un cambio de vida