Lourdes Martínez Miranda: Testimonio de Diplomado del programa de Educación

Es para mi una distinción y gran honor el ser portadora de este mensaje de agradecimiento a todas las personas involucradas y compartir mi experiencia profesional y personal a raíz de haber tomado el Diplomado en Eficacia en la Intervención escolar a población vulnerable.

Fundación Quiera y el Instituto Juan Pablo II al ser instituciones preocupadas por la educación de niños, niñas y jóvenes desean formar profesionistas, de forma integral en donde el pensamiento, el espíritu y la calidad humana caminen juntos.

A través de este diplomado y bajo la dirección de nuestros profesores que se distinguieron no solo por su sabiduría y aportación sino también por brindar un acompañamiento y sensibilización ante cada una de nuestras necesidades en nuestras fundaciones siendo una de ellas “Reconocer aún más a ese ser vulnerable que demanda, apropiarse de su derecho a la educación pero sobre todo su derecho a ser respetado en su dignidad cono ser humano”.

Por otro lado realizar un autoanálisis de nuestro hacer frente a grupo teniendo el compromiso de ser creativos y delimitando lo que somos capaces de modificar y crear nuestras propias redes de apoyo ya que cada uno de nosotros, así como los directores en las sesiones de 15 horas de trabajo aportamos nuestros saberes, temores, paciencia y apoyo regresando a nuestras fundaciones con más herramientas para nuestras niñas y niños, fortaleciendo nuestro papel como facilitadores y lideres.

El acompañamiento por parte de nuestros coaches ha sido significativo para cada uno de nosotros pues la empatía fue un aspecto fundamental el ser esa guía para fortalecer nuestras capacidades, habilidades y sobre todo los señalamientos para favorecer nuestra labor educativa pero sin dejar de lado nuestro sentir, estarán de acuerdo mis compañeras y compañeros que no solo hubo calidad sino también calidez y no solo decimos gracias; sino también felicidades por ser parte de este camino que cierra pero que nuestra misión continua.

Lourdes Martínez Miranda
Responsable del programa de educación, Fundación Casa Alianza, I.A.P.

« Anterior José Iván: Un cambio de vida Siguiente » Miriam Denise: Siempre tuve sueños