Hassan: Una batalla por el progreso

Conoce la Historia de Hassan, un joven egresado de la generación 2012 beneficiado con una beca de Fundación Quiera, un verdadero ejemplo de lucha y dedicación.

30 de Octubre 2012

El esfuerzo y sacrificio detrás de las historias de éxito, son un ejemplo de constancia para todos. El caso de Hassan, uno de los niños beneficiados con el programa de Becas de Fundación Quiera, es excepcional, demostrando a todos que la tenacidad y empeño depositados para alcanzar nuestros objetivos, son elementales para forjarnos un mejor futuro.

Hassan es un joven de 15 años, poseedor de excelentes calificaciones y recientemente ha terminado su educción secundaria. Es el mayor de 5 hermanos y es considerado como un hijo ejemplar; sus padres han sido, indudablemente, personas honorables y responsables, tratando de brindar las mejores condiciones de vida y oportunidades a sus hijos; sin embargo, todo su esfuerzo no es suficiente para lograr cubrir por completo sus necesidades básicas.

Debido a ello, su alimentación y desarrollo no era el óptimo; presentaba signos de desnutrición y su rendimiento físico no era el adecuado para su edad e, inclusive, sus vínculos y relaciones sociales se veían afectados. Por momentos, parecía que su futuro no prometía mucho, sin embargo, su deseo de superación y resistencia ante dificultades, contribuyeron a mejorar sus condiciones de vida.

Afortunadamente, Hassan ahora cuenta con el apoyo del Albergue Infantil Los Pinos, el cual brinda ayuda a niños y jóvenes en situación de riesgo, fortaleciéndolos para afrontar los retos que les presenten.

Durante su estancia su condición mejoró, sus calificaciones comenzaron a incrementar, practica varios deportes y ha desarrollado una mayor disciplina y responsabilidad en su camino diario; además, ha perfeccionado su lado artístico, pues ha desarrollado sus habilidades de dibujo y pintura, sintiéndose orgulloso de él y su entorno. Ante ello, fue merecedor de una de las becas que Fundación Quiera otorga a los mejores estudiantes de sus Instituciones Amigas de Quiera, fortaleciendo su progreso y motivándolo para lograr un mejor futuro.

Ahora, sus aspiraciones y sueños pueden volverse realidad: buscar un lugar en la Universidad de Guadalajara para seguir sus estudios y forjarse un futuro sólido, son algunas de sus metas.

El agradecimiento a las instituciones que lo han apoyado es evidente, reconociendo la labor de Fundación Quiera con la educación y el desarrollo infantil y juvenil en situaciones de riego, y su compromiso por la educación.

« Anterior María Esther Utrilla: Apoyo para cambiar una vida